Post

Judías verdes con tomate

Receta saludable


Las judías verdes tienen la capacidad de contrarrestar los efectos negativos de los radicales libres y frenar el envejecimiento celular. Son ricas en vitaminas A y C que junto al zinc se encargan de mantener en un nivel óptimo nuestro sistema inmunológico. Según el país se llaman de diferentes maneras ejote,​ judías verdes,​ porotos verdes, vainicas, chaucha,​ vainitas,​ habichuela,​ alubia verde,​ entre otros nombres.

Unas simples judías con tomate se convierten en un plato delicioso dejando que se guisen sin prisa y añadiendo el toque aromático de hierbas frescas. Esta receta de fasolakia, un plato tradicional griego, han sido todo un descubrimiento que sin duda repetiremos a menudo, especialmente durante el verano. Recién hechas están buenas, pero reposadas y servidas frías ganan muchísimo más en sabor y textura.

Al ser un plato tan simple podemos encontrar diferentes versiones del mismo, pero todas coinciden en lo mismo: judías verdes guisadas en salsa de tomate. En Grecia suelen usar más de las tipo boby o redondas, pero queda igualmente bien con las planas. Para esta receta recomendamos utilizar un buen tomate de lata de una marca de confianza, y darle tiempo para que se guise sin prisa, dejando que reduzca y caramelice un poco.

Ingredientes:

1 Cebolla blanca grande  

5 Diente de ajo  

500 g Judías verdes redondas o planas (cantidad aproximada)

400 g Tomate troceado natural o carne de tomate

200 ml Agua (aproximadamente)

1 cucharadita Orégano seco

Perejil fresco un buen puñado

Eneldo fresco un buen puñado

0.5 Limón

Sal

Pimienta negra molida un buen chorro

Aceite de oliva virgen extra




Preparación:

Cortar la cebolla en juliana fina y rallar los ajos con un rallador tipo Microplane o uno bien fino, para dejarlos como una pasta. Alternativamente, usar un prensador. Lavar, secar y cortar las judías en piezas de unos cuatro o cinco centímetros de largo.

Calentar unas tres cucharadas de aceite de oliva en una cazuela amplia a temperatura media-baja; añadir la cebolla y el ajo, remover y salar ligeramente. Dejar cocinar hasta que la cebolla esté blanda, pero sin dejar que se dore.

Añadir las judías, remover y echar el tomate. Agregar el orégano, salpimentar ligeramente y echar el agua usando el mismo bote del tomate, para terminar de recoger los restos que queden dentro. Llevar a ebullición, bajar el fuego, tapar y dejar cocinar 30 minutos.

Destapar, remover un poco y dejar cocinando a fuego muy lento unos 15-20 minutos más, hasta que la salsa haya reducido mucho y el tomate se haya concentrado. Probar, corregir de sal, añadir el zumo de medio limón y servir con un puñado generoso de eneldo fresco y perejil picados.

Como ya hemos comentado, este es un plato que, como nuestro pisto, se puede servir caliente o frío, dejándolo atemperar un poco de la nevera para que no se mate tanto el sabor. Podemos presentarlo como plato único con algún extra. El queso feta le va de perlas, y podríamos añadir también unas aceitunas, papas cocidas o algún otro acompañante que sea de nuestro gusto.

Fuente: Liliana Fuchs / Directo al Paladar

https://www.directoalpaladar.com/recetas-de-legumbres-y-verduras/receta-griega-fasolakia-exquisitas-judias-verdes-tomate-perfectas-para-tomar-frias-verano?utm_source=NEWSLETTER&utm_medium=DAILYNEWSLETTER&utm_content=POST6&utm_campaign=22_Jun_2021+Directo%20al%20Paladar&utm_term=CLICK+ON+TITLE

https://www.google.com/search?q=judias+verdes&oq=judias+verdes&aqs=chrome..69i57j46j0l8.7911j0j15&sourceid=chrome&ie=UTF-8

 

carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

Medallones de zanahoria y papa

Gastronomia

Coliflor y papas con aceite de ajo

Gastronomia

Ponquesitos de avena y mantequilla de maní

Gastronomia

Bizcocho de limón y moras