Post

Crema fría de aguacate y pepino


La crema fría de aguacate y pepino es una de las recetas básicas para disfrutar del verano, la podemos preparar fácilmente en unos minutos. Esta crema cuenta con dos superingredientes que debemos tener en la lista de la compra siempre. Por un lado, el aguacate, uno de los alimentos de moda que nos permite crear cremas de untar deliciosas y darle a nuestro cuerpo una buena dosis de ácidos grasos. Por el otro, un pepino, un ingrediente diurético que se convertirá en el fondo de una sopa que servida muy fría está de vicio.

En cuanto al aguacate, es un fruto rico en ácidos grasos Omega 3, un elemento destinado a ayudarnos en la lucha contra el colesterol. Este tipo de grasas son de los llamados saludables, el miedo a engordar debe quedar en un segundo plano. No solo, sin comer en exceso y cuidando la forma de combinarlo no nos hará engordar. Además, puede resultar de lo más eficiente para perder peso.

El aguacate cuenta con los requisitos de un alimento adecuado para el control de la diabetes. Concretamente, se trata de una fruta rica en grasas monoinsaturadas, un gran contenido energético y una proporción mínima de azúcar que ayuda en el control de la glucemia.

Asimismo, el pepino es una de las verduras recomendadas por la Organización Mundial de la Salud, por varias razones. Está compuesto de un 90% de agua y contiene una gran cantidad de nutrientes que proporcionan efectos muy positivos para el organismo. Se destaca su contenido en vitaminas del complejo B, C, ácido fólico, vitamina C, hierro, calcio, magnesio, potasio, fósforo y zinc.

Los pepinos son ideales para los diabéticos porque no contienen hidratos de carbono y no provocan ninguna subida del azúcar en sangre. Aportan vitaminas C y K al organismo, lo que los hace beneficiosos para nuestra salud en general.



Ingredientes:

3 aguacates maduros

3 pepinos medianos

2 dientes de ajo

6 cucharadas de aceite de oliva

Zumo de 1 limón

Vainilla al gusto

Sal

Pimienta


Preparación:

Esta crema fría no necesita cocina, solo unas herramientas que nos permitirán crear un fondo espectacular. Con unos ingredientes frescos podemos cocinar una receta de cuchara de esas que apasionan y siempre quedan bien.

Comenzamos pelando los pepinos y los cortamos en trocitos del mismo tamaño y los colocamos en el vaso de la licuadora o batidora.

Partimos los aguacates por la mitad y les retiramos la pulpa. Los ponemos con el limón para que le aporten toda su cremosidad. El aguacate tiende a oxidarse rápidamente, usaremos un poco de limón para que se mantenga de ese color verde que nos interesa.

Salpimentamos al gusto y le añadimos este chorrito de vainilla que le dará el toque de sabor que lo hará destacar.

Llega el momento de decidir con un ingrediente que debemos aprovechar al máximo, el diente de ajo. Podemos ponerle solo dos dientes de ajo, en lugar de tres, de no gustarnos demasiado el sabor de este elemento.

Trituramos hasta que se mezclen todos los ingredientes. Si nos queda muy pastoso, podemos añadir agua y convertir la crema en una sopa deliciosa. Salpimentamos al gusto y le incorporamos un poco de aceite de oliva. Este ingrediente debe ser de máxima calidad.

Mezclamos bien hasta conseguir que la crema tenga la textura y el sabor que estamos buscando, es una crema fría espectacular. La dejamos en la nevera y la servimos muy fresquita, podemos ponerle unos trocitos de pepino por encima o unos cuadraditos de cebolla. El contraste de sabores y texturas le vendrá de maravilla.

Anota la crema del verano, la crema fría de aguacate y pepino es uno de los básicos que no puedes dejar de preparar una y otra vez.

Fuente:

carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

Ensalada de pasta, coliflor y olivas negras

Gastronomia

Bizcocho de limón y moras

Gastronomia

Coliflor y papas con aceite de ajo

Gastronomia

Ponquesitos de avena y mantequilla de maní